Villafeliz, un referente en la provincia de León

///Villafeliz, un referente en la provincia de León

Villafeliz, un referente en la provincia de León

Metidos de lleno en la temporada de pesca quiero compartir alguna de las experiencias de estos meses, y de paso dar a conocer alguno de esos lugares que yo creo que merecen una visita por parte de cualquier aficionad@ a la pesca.

Villafeliz

Texto y Fotografías por M.S.Otero. 21/07/2015

A finales del pasado mes de Junio, en compañía de mi buen amigo Sabino, hicimos una nueva incursión en la vecina León, para tentar las truchas de uno de los cotos emblemáticos de la provincia, el coto de Villafeliz en el rio Luna.

¿Dónde está el coto de Villafeliz?

Situado en la comarca de Babia, Está rodeado de un paisaje no deja a nadie indiferente y que es un motivo más para disfrutar de este rio.

Se accede por la carretera CL-626, La Magdalena-Villablino, bordeando el embalse de barrios de Luna, aunque este tramo está en muy mal estado, o bien cogiendo desde la AP66 la salida de Villablino. a parte de la propia pesca. Esta es zona de montaña por lo que tiene una reglamentación especial. Se abre el uno de mayo, creo que el motivo es que aquí la trucha freza más tarde, además los huevos también tardan mucho eclosionar debido a la baja temperatura del agua y se cierra primero, el treinta y uno de julio, para protegerlas en las épocas de fuerte estiaje.

El rio, muy transparente y con un fondo muy limpio no aparenta tener problemas de contaminación, sin duda debido a la escasa población de la zona.

Villafeliz

El Coto de Villafeliz

El coto en si tiene una longitud de unos seis kilómetros, alternando raseras y pozos con alguna corriente perfecta para la pesca con ninfa. El limite inferior esta en el puente de Abelgas y el superior en el pueblo de Truebano donde se unen rio Luna el Luna y el Torrestio.

Tiene una buena cantidad de trucha de todos los tamaños, no es difícil divisar algún aparato importante, aunque estas por supuesto llegan a viejas por algo. También tiene una gran población de bogas, es increíble la cantidad de estos ciprinidos que remontan este cauce, y cuidado, que alguna tiene un tamaño y una fuerza que hace que la pelea para nada desmerezca la de una buena trucha.

Una jornada en el coto de Villafeliz

Nuestra jornada de pesca la comenzamos en la parte media del coto, en el puente que da acceso a Rabanal de Luna. El día frio, para la época, sin duda debido a la altura a que se encuentra esta comarca, el pueblo debe de estar a unos 1100m de altitud, daba la impresión de que habría que tirar de tungsteno hasta que el sol calentara un poco el ambiente, pero al final, la seca fue la protagonista.

Nada más asomar debajo del puente pudimos observar varias cebadas que se convirtieron en unas cuantas truchas a la sacadera casi sin mover los pies del sitio alguna pequeña de entre 17/19 cm y la mayoría de sus buenos 25/28cm. La parte siguiente al puente tras una estacada para coger el agua para un peque ñocanal, hay una buena tabla en la que pese a que se movieron peces no hubo manera engañar ninguno, agua muy lenta y cristalina sumado a que sin duda debe ser una de las zonas más pescadas hicieron que fuera imposible engañar a las pintonas, protagonizando algún rechazo espectacular.

Villafeliz

Pero nada más pasar la curva del final de la tabla la cosa cambia radicalmente , muchas cebadas e innumerables subidas hicieron que sin darnos cuenta, la mañana pasara entre fallos, rechazos y aciertos Pescado una postura cada uno, sobre todo a seca, aunque también metimos algún perdigonazo en las corrientes fuertes de los descuelgues ,con una gran efectividad, ya que si no era trucha era boga pero pocas echadas no obtenían recompensa.

Por la tarde, después de comer como campeones, en el pueblo de Villasecino, vuelta al tajo, esta vez en la zona donde empieza el acotado en su parte inferior, el puente de Abelgas

La pesca en Villafeliz por la tarde

El principio, tiene una tabla con algo de sombra por la parte izquierda que pescando al agua, ya que no se veía ninguna cebada, dio como resultado varias capturas, mientras el compañero descansaba un poco la vista… Después, una corriente fuerte, especial para la pesca al hilo y como coincidió que no tenía bogas, deparo una buena manga, de esas que acabas pensando que sí que sabes pescar.

Una vez reincorporado el compañero, seguimos alternado los tramos hasta llegar a una tabla donde nos encontramos con otro pescador, como teníamos un trecho hasta el coche y viendo la hora decidimos acercarnos de nuevo a la tabla de Rabanal para hacer el sereno. El sitio especial para este momento ya que la mosca se ve de cine y peces tiene en cantidad, aunque lo difícil es acertar con los que tienen un tamaño decente y no “guarrear” la echada con menudencias. Fueron unas cuantas capturas en esta “hora del villano” lo que puso punto y final a una espectacular jornada en un paraje digno de visitar.

Villafeliz

No voy a decir el número de peces que entro en la sacadera, pero sí puedo decir que es una cantidad “obscena” si pienso en las cantidades de cualquier de los ríos de mi comunidad. Hay que darse cuenta que se trata de un coto con muerte, que además, seguro que tiene furtivos, cormoranes y demás problemas.

Como añadido, hace unos años quedo esquilmado por una enfermedad en las truchas, así que si sumamos todo esto y viendo el pescado que tiene yo creo que algo están haciendo bien el Castilla-León, sin duda en Asturias, se debería empezar a tomar ejemplo de inmediato.

La licencia única es un hecho YA, o mejoramos la normativa este año, o el año que viene lo poco que queda va a tener muchos más enemigos potenciales. Parece ser que algunas asociaciones se están concienciando y quieren plantear a la administración medidas algo más conservacionistas, ojala en un futuro no demasiado lejano todas se pongan de acuerdo y empiecen a trabajar para defender los ríos, y a los peces, no a los pescadores, o mejor dicho a los que pagan una licencia de pesca, que no es lo mismo.

By | 2017-11-22T18:26:00+00:00 julio 22nd, 2015|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Casi todos mis amigos conocen por el apellido, “Otero”. Nací y vivo en Asturias. Llevo pisando ríos desde muy güaje, hoy tengo cincuenta años y creo que mi primera trucha la saque con sólo cinco o seis. Pasé por todas las modalidades tradicionales, cebo, cucharilla etc. Desde hace unos años sólo practico la pesca con cola de rata, modalidad esta que me apasiona cada día más. Espero que os gusten estas pequeñas divagaciones que iré publicando. Sé que habrá cosas con las que no estaréis de acuerdo, desde luego, no tengo la más mínima intención de molestar a nadie, estas son sólo mis opiniones y vivencias en este mundo de la pesca. Que os sirvan para pasar un rato, sin más complicaciones…

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar