Los torrentes de montaña orientales

///Los torrentes de montaña orientales

Los torrentes de montaña orientales

Cerca de la gran urbe de Barcelona hay unas grandes y frondosas montañas, que derivan en numerosísimas sierras. Esta gran montaña tiene el nombre de Montseny.

Tanto su cara norte como la vertiente sur contienen numerosos y pequeños arroyos de aguas cristalinas, y habitados por preciosas y coloreadas truchas comunes. Los torrentes son verdaderamente numerosos, muy cubiertos de vegetación, de una frondosidad apabullante, son sombríos y de aspecto un tanto lúgubre pero con numerosas truchas apostadas en sus piedras y recodos.

Los torrentes de montaña orientales

Carles Vivé. 19/05/2015

Pero las truchas no llegaron a la gran montaña por casualidad. El servicio de caza y pesca perteneciente al Ministerio de Agricultura de los años 50 y 60 fue quien puso en marcha con la ayuda de la guardería y los ingenieros de montes de aquella época, lo que son ahora unos torrentes de montaña habitados por truchas comunes y barbos de montaña.

Sin estas oportunas repoblaciones, ningún río de las sierras orientales tendría un solo salmónido. El origen de las truchas lo desconozco, puede que vinieran de Soria y del Monasterio de Piedra, pero es una suposición. Las truchas alcanzan tamaños medios entre los 18-22 cm, otros menos numerosos de 24-28cm y finalmente algunos escasos ejemplares llegan a los 30-35 cm e incluso bastante más. De hecho he capturado truchas nacidas en el propio río de 45 cm, pero han sido peces contados con los dedos de una mano.

¿Cuales son estos torrentes?

Los ríos más nombrados en el Montseny son el Tordera, la Riera Major, la Riera d’Osor, la de Gualba i un largo etc…En todos estos cursos existen tramos libres y otros acotados. La temporada de pesca se abre a mediados de marzo para acabar a mediados de octubre. El gran problema de estos cursos de agua, es precisamente la escasez de esta ya que son ríos de régimen absolutamente pluvial. Si a esto le unimos la gran cantidad de plantas embotelladoras de agua, podemos llegar a la conclusión que el caudal circulante, corre más por la carretera a bordo de un camión que por el propio río que está literalmente vaciado y succionado continuamente por las grandes marcas de agua embotellada y todas conocidísimas.

En pocas palabras, los acuíferos de la montaña del Montseny están siendo sobrexplotados. Si el año es lluvioso apenas tiene influencia, pero el año actual que es muy seco y ventoso es fatal para estas corrientes serranas. A todo esto hay que añadir la geología de la zona. El granito y la roca granítica disgregada que da como consecuencia un material conocido como la arenisca, en catalán “sauló”, es tremendamente absorbente y que cubre todo el lecho del río actuando como una auténtica esponja que absorbe el agua con una capacidad inagotable.

Torrentes de montaña

También son muy comunes en estos ríos orientales gran cantidad de piedras como resultado de los movimientos del periodo terciario.

¿Como es la pesca en los torrentes?

En cuanto a la pesca se refiere, las truchas pican muy bien a seca, siendo esta modalidad la más practicada por un gran número de aficionados. Los tricopteros son muy abundantes en todos los torrentes y el de pelo de ciervo es especialmente efectivo durante toda la temporada. A mí como me gusta lanzar con una caña de mosca, utilizo una caña de 7 pies y línea del 5, con un bajo de 4 mts acabado en un 15 centésimas. Con esto y un poco de pericia es suficiente para pasarlo bien pescando truchas todo el día. Por las tardes de Mayo, aunque no se dejan ver lo suficiente pican muy bien al tricóptero, con subidas muy rápidas y atrapando al insecto artificial espectacularmente. Son bravas, de aspecto muy limpio y con colores vivísimos, especialmente las manchas rojo carmín fluorescente de los costados y el vientre amarillo niquel-oro.Torrentes de montaña

Hay quien utiliza cañas mucho más largas y prefiere pescarlas de punta o con pequeñas ninfas. En verano a partir de Junio-Julio su pesca es verdaderamente difícil ya que el caudal del río es tan exiguo que es dificilísimo posar la mosca en alguna parte con agua y que además pueda tener una trucha debajo. En estas condiciones de estiaje extremo, los salmónidos acaban por aletargarse y dejan de comer, salvo algunas pozas con agua suficiente o bien derivan sus apetitos a primeras horas de la mañana y a ultimísimas de la noche. A partir de Agosto, vuelven las tormentas y con estas el cuadal del río se recupera enormemente. Entonces vuelven las pescas numerosas y salen a comer los mejores ejemplares del río, es decir, los trofeos, que pueden pescarse hasta mediados de octubre. Si estas tormentas de finales de verano no se producen el caudal del río es tan minímo que es todo un éxito que los peces no mueran asfixiados. En esto es muy importante la cobertura vegetal. De este modo, alisos, fresnos, ciruelos silvestres y otros árboles de hoja caduca proporcionan la frescura necesaria para cobijar a las acaloradas truchas.

Un detalle importante a tener en cuenta, es la utilización de botas de agua altas en vez de vadeadores que suelen ser demasiado calurosos, o aún existe una mejor solución, que son los modernos pantalones transpirables con calcetín de neopreno al que le incorporamos la bota de vadeo. Este es a mi parecer la mejor solución, ya que no tenemos que vadear profundo pero a veces con las botas altas de goma, terminamos la jornada con los calcetines empapados de agua por algún inoportuno resbalón o bien por adentrarnos en demasía en alguna poza profunda.

Torrentes de montaña

La protección de los torrentes

Los ríos orientales de la gran montaña del Montseny están todos dentro de un marco protegido por la normativa de Parques Naturales y por la UNESCO, siendo de momento esta la mejor garantía para que sigan en un estado de conservación que podríamos calificar como aceptable. Su pesca a mosca seca en los meses de abril y mayo es deliciosa y el entorno es tan frondoso, fresco y silencioso que nos proporcionará una jornada plácida y agradable, sin olvidar que los restaurantes y fondas de la zona tienen una amplia carta y menús de precios muy comedidos pero sumamente gustosos para paladares exigentes. La carta de vinos y cavas también es sumamente recomendable y de muy buen beber después de una jornada de pesca.

By | 2017-11-22T18:28:21+00:00 mayo 20th, 2015|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar