Los dorados en Argentina

///Los dorados en Argentina

Los dorados en Argentina

  Los dorados en Argentina

[blockquote style=”4″]Los dorados. No tengo duda alguna que los dorados (Salminus Maxillosus) y la trucha son los peces más interesantes para pescar deportivamente por el extranjero en mi bello y extenso país.

 

Me permito ponerlos en ese orden por haber pescado ambas especies durante muchos años y continuar haciéndolo en todas las modalidades permitidas.

 

El Dorado, como consecuencia de ello, seduce a pescadores de todas partes del mundo, siendo uno de los peces más exigentes de la pesca de agua dulce del planeta.[/blockquote]

Los dorados de Argentina

Un atractivo para los pescadores del mundo

Jorge López Basavilbaso. 18/05/2015

Si bien los ambientes en que se pescan ambas especies, dorados y truchas, son absolutamente distintos entre sí, los atractivos naturales que componen los hábitats de cada una cautivan con sus diferencias, por lo general muy notorias.

Trataré de llevar a Uds., pescadores que residen quizás a miles de Km. de quien escribe, las características del dorado,  este hermoso pez que oportunamente fue declarado de interés para la Nación Argentina.

Inevitablemente tendré que diferenciarlo en algunos aspectos el dorado de la trucha, no menospreciando de ninguna forma lo gratificante que significa la pesca de ésta, la sutileza de sus tomadas y la belleza de ambientes en los que se la encuentra, seguramente más conocidos por pescadores de otras latitudes.

Los dorados de Argentina

Localización de los dorados

Comenzando porque la trucha en un altísimo porcentaje se pesca en aguas cristalinas de ríos y lagos, con paisajes generalmente montañosos o esteparios, como de este último hay en las provincias de Santa Cruz y sectores de Tierra del Fuego, todos de la Patagonia.

Una importante diferencia con el dorado; que por lo general habita en aguas sedimentosas, con bastante turbidez en buenos porcentajes; como en el río Paraná, sus afluentes y efluentes (rio que mas conozco y que seguramente ocupará mas lugar en esta serie de posts) y aguas más claras como en los esteros, ríos Salteños, Río Uruguay, etc.

Probablemente el dorado pueda compartir aguas con la trucha en muy pocos lugares.

Un ejemplo serían los escasos ríos de la provincia de Salta, al norte del país; que tiene lugares montañosos y/o selváticos.

Hay otras provincias también del norte donde, en ríos que provienen de sectores elevados de la cordillera de los Andes o la pre cordillera, se encuentran truchas. Pero estos lugares suelen encontrarse ejemplares menores a los ambientes donde se pescan truchas en el sur argentino, y no son propicios para cobijar dorados. Podríamos hacer una generalización: Los dorados al norte de la Patagonia (especialmente al noreste) y las truchas en la Patagonia.

Los dorados de Argentina

Características de los dorados

Los grandes atractivos de la pesca de los dorados son su fiereza, su gran fortaleza, los espectaculares saltos y contorsiones durante el combate.

Los dorados agitan su cabeza frenéticamente en saltos compulsivos, arqueando todo su cuerpo y realizando inverosímiles carreras. Los dorados son brutales, atropelladores y carniceros, de una agresividad extraordinaria.

Es un símbolo en el litoral argentino. Insaciable, en oportunidades se han pescado ejemplares con anzuelos clavados en su boca y restos de otros peces atrapados anteriormente. También con peces atragantados. Es adrenalínico. Suele ser todo lo contario a la sutileza de la trucha que toma delicadamente un insecto en superficie.

Contrariamente, un dorado arremete brutalmente contra algún pez, algunas veces de tamaño apenas inferior a su porte, lo muerde fuertemente con su boca ósea, filosos dientes que tiene en una doble hilera y lo sacude hasta partirlo al medio. A continuación lo engulle. Lo he presenciado más de una vez.

El diseño diseño anatómico de los dorados –amplitud de la boca, contextura del estómago y longitud del tracto intestinal– les posibilita tragar piezas de gran tamaño y digerirlas rápidamente.

Los dorados de Argentina

En la inevitable comparación de los dorados con las truchas, es sumamente agradable apreciar el salto de las truchas (especialmente el de las arco iris, mas briosas que otras) en ambientes de una belleza singular; y en lo que a mi persona respecta, me resultan extraordinarios los saltos repetidos de los dorados al clavarlos en ambientes mucho más salvajes y con aguas amarronadas donde primero uno intuye el salto por la tensión en subida de la línea. Finalmente explota la superficie y emerge el hermoso pez dorado en un salto importante donde a velocidad fantástica se contorsiona repetidas veces buscando desprenderse del metal que lo atrapa. Es uno de los momentos más riesgosos en su pesca.

El magnífico color de los dorados contrasta notoriamente dentro del ambiente. Es una postal asombrosa, inolvidable.

Las características morfológicas de los dorados y su continua necesidad de alimentación lo convierten en un pez veloz, agresivo, fuerte y resistente.

By | 2017-11-02T13:40:25+00:00 mayo 17th, 2015|Especies, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Antiguo socio activo de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca, socio fundador de la Asociación Argentina de Pesca con Señuelos y difusor de las actividades de ambas asociaciones. Instructor. Periodista que desarrolla su trabajo en 6 medios con continuidad y 3 mas en la medida de sus posibilidades de tiempos en la actualidad. Cinco escritos distintos para Argentina, Chile y Uruguay; en un programa de radio que se emite 5 veces por semana y también en un programa de TV semanal. En España en ElVeril.com y la Revista El Andarríos.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar