La pesca al hilo (II): El equipo

///La pesca al hilo (II): El equipo

La pesca al hilo (II): El equipo

La pesca al hilo (II): El equipo

Realmente en la práctica hay muchas formas de pescar al hilo, y cada forma marcará las características del equipo a usar; pero las características comunes son las que vamos a detallar a continuación..

Si somos estrictos con la terminología, para pescar al hilo, sólo sería necesario pescar …, con el hilo.

Pero tenemos que considerar, cual es la verdadera esencia de la pesca al hilo, y no deja de ser que nuestras artificiales bajen rápidamente al fondo Y sin que sea necesario recurrir a grandes pesos para cumplir con nuestro objetivo.

Es decir, que podamos situar una pequeña imitación de 22 a dos metros de profundidad en un recorrido lo más corto posible.

Sin duda la eficacia de la pesca al hilo estriba en la rápida colocación de nuestra artificial en la profundidad productiva de pesca, de una forma precisa, natural y manteniendo control sobre su deriva y conexión con la misma para ser capaces de detectar las picadas.

Para ello en cualquier modalidad de pesca con hilo el equipo va a tener una serie de características comunes.

IMG_0126

Pescar sólo con hilo

Es evidente, se trata de pescar solo con hilo. La cola de rata en todo momento está dentro del carrete, o incluso el carrete va cargado solamente con monofilamento, prescindiendo de la cola de rata.

Un solo calibre de hilo

Evidentemente los últimos metros de nuestro aparejo serán de un bajo de línea más o menos tradicional, pero el calibre que se utiliza para la línea de base es único. Y puede ir desde un 0,22 mm a 0,18mm.

Y cabe hacer las siguientes consideraciones que al final vendrán marcadas por el escenario de pesca, el tamaño de los peces que esperemos encontrar y nuestras habilidades como pescador:

  • A calibres inferiores:
    • Mayor riesgo de rotura.
    • Mas fácil de lanzar.
    • Más dificultad de control a larga distancia.
    • Mayor facilidad de entrar en el agua y “bajar” la imitación rápidamente.
  • A calibres superiores:
    • Más dificultad para bajar la artificial rápidamente a los niveles productivos de pesa.
    • Más resistencia en el caso de pelea con un pez grande.
    • Mas difícil de lanzar, al ofrecer mayor resistencia.
    • Más facilidad para controlar el lance y la deriva.

PP01

Hilo sin memoria

Los hilos que se usan para la línea base convienen que no tengan mucha memoria, o incluso que no la tengan en absoluto. Cuando menos tendencia a adquirir la forma del carrete mejor.

Hilo de color

El hilo suele ser de color para poder controlar la posición de la línea y la deriva. El bajo se línea es el tradicional sin colorear. Se pueden disponer en la parte final de varios tramos de distintos colores que permitan controlar aun mejor las distancias.

Es decir, podemos usar una línea base de color rojo e insertar dos metros de color amarillo antes del bajo. Si el bajo es de dos metros sabemos que si el tramo amarillo es visible, hay dos metros sumergidos; si el tramo amarillo NO es visible sabemos que llevamos cuatro metros sumergidos.

Evidentemente las medidas van condicionadas por la profundidad media del escenario de pesca.

En la práctica, no es necesario estar reemplazando los tramos. Con tener una referencia aproximada que controlemos, será suficiente.

 Cañas largas

Realmente con una caña de 9 pies para líneas 4# vas a todas partes; pero la tendencia en este tipo de pesca es usar cañas largas de 10 u 11 pies para líneas ligeras, del 3# al 4#.

Las cañas largas permiten un lanzado más cómodo del hilo y un mejor control de la deriva, aunque a la contra hacen más difícil su maniobra en zonas cubiertas de vegetación o con ramas bajas.

Sin embargo, la longitud no condiciona el lanzado cuando hay obstaculos a nuestras espaldas. Dado que estamos lanzando con un mecanismo de palanca, no necesitamos tener nuestra espalda despejada para poder desplegar la linea, como sucede cuando lanzamos con una linea de cola de rata.

Preferiblemente cañas blandas; para compensar con su flexibilidad los calibres bajos de hilo. La caña absorbe los tirones de la pelea con el pez, evitando roturas.

IMG_5238

Las imitaciones

Las imitaciones habrán de tener cierto peso para conseguir dos fines:

  • Ser capaces de lanzarlas a cierta distancia. No olvidemos que el sistema de transmisión de energía tradicional se sustituye por una de palanca de lanzamiento, si nuestras artificiales no cuentan con algo de peso será imposible lanzarlas.
  • El peso también es necesario para que profundicen rápidamente. Una artificial sin peso no podrá situarse en la altura apropiada de la columna de agua con suficiente rapidez.

Pescamos con pequeñas imitaciones que cuanto más densas sean, mas rápido bajaran. Atención, hablamos de densidad. El peso es importante pero aquie hablamos de densidad. Artificiales muy densas y bajos calibres de hilo, significan la el señuelo va al fondo muy rápido, que es al fin y al cabo lo que buscamos.

Los perdigones y las artificiales barnizadas son las reinas indiscutibles de este baile. Al no presentar superficie de roce con el agua, penetran rápidamente y alcanzan los fondos en menos tiempo. Permitiendo que en una deriva muy corta, la artificial se ponga a “trabajar”.

La combinación de pequeñas artificiales muy densas con hilos finos es realmente el secreto de la pesca al hilo.

Esa es la combinación que hace que nuestra acción de pesca se desarrolle donde otras técnicas no se pueden ni considerar.

By | 2015-03-20T12:40:03+00:00 marzo 20th, 2015|Revista "El Andarríos", Técnica|0 Comments

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar