///Grandes barbos a mosca seca

Grandes barbos a mosca seca

La pesca del bonefish de agua dulce

La pesca a mosca seca es así, investigas de qué se pueden alimentar en cada momento y solamente disfrutar, probando diferentes moscas y modelos y, sobre todo, llevarnos sorpresas que sólo los barbos te dan.

En este amplio universo que es la pesca a mosca, para los que ya tienen la suficiente experiencia con las pintonas, y no sólo para ellos sino para los que se inician en la pesca a mosca se encuentra una de las técnicas mas bonitas, excitantes y mas emocionantes que he podido practicar.

En este artículo os mostraré una de mis técnicas favoritas para pescar los grandes barbos ibéricos, os hablo de estupendos peces que os darán carreras de infarto, asó como jornadas inolvidables, pescándolos de la forma mas bonita que existe, la pesca en superficie con cola de rata, así que apretaros los cinturones y a por ellos.

Una pesca muy atractiva

El mayor encanto de esta pesca es la deportividad y las sensaciones que podemos obtener, durante muchos años pescando pocos peces pueden daros las emociones que os darán los grandes barbos, la nobleza en la picada, unida a unas carreras interminables, y los dolores de muñeca y espalda después de vérnoslas con estos estupendos peces son el mayor aliciente y una de las pescas que más emociones y experiencias os darán, por tanto no sólo debéis de probarla, sino que cuando consigáis engañar a esos estupendos barbos, quedaréis enganchados a esta pesca para siempre, es más esta técnica engancha al más pintado.

Y porque a seca

Cualquier pescador inquieto por nuevas sensaciones busca siempre disfrutar al máximo, así como sentir cada lance así como lo bonito de recechar a un gran pez, del mismo modo lo verdaderamente importante no sólo es pescarlos arriba, sino los que el carácter de este pez te transmite, las largas jornadas buscándolos y, sobre todo, el indagar de que se alimentan en cada sitio, que insecto en concreto comen, todo un mundo que os hará cada jornada distinta, el ver que en unos sitios tendréis que afinar bajos y tamaños al limite y sobre todo el verdadero gusto que al montador le proporciona, creando sus modelos para cada sitio.

La pesca a mosca seca es así, investigas de qué se pueden alimentar en cada momento y solamente disfrutar, probando diferentes moscas y modelos y, sobre todo, llevarnos sorpresas que sólo los barbos te dan, desde rechazos que te sacan el corazón del pecho, pasando por picadas de infarto. Esta técnica sacará lo mejor de vosotros a menos que sigáis estas indicaciones.

Como afrontar las jornadas

Es realmente importante el tener claras unas nociones bastante básicas en este tipo de pesca, para los más inquietos será un ejercicio de autocontrol, por varias razones.

Cuando empecé a pescarlos siempre me preguntaba porque me costaba tanto sacar peces de talla, al principio no nos paramos a pensar la cantidad de errores que cometemos al pescarlos. Lo principal es tener la templanza de rececharlos con el mayor de los sigilos, como si fuéramos indios, la vista tan aguda de este pez es nuestro peor enemigo, procurar que vuestros pasos jamás los inquieten.

Aprovecho para deciros que tienen un aparato llamado de Weber que les transmite todas las vibraciones y ruidos. De modo que, intentar en los recechos no pisar ni mover piedras porque los espantaréis.

El mayor handicap en esta pesca es, sobre todo, nuestra impaciencia. Cuando los veáis, debemos tener la templanza de observar como comen, la estructura en la que están, si comen del lecho o si se mantienen suspendidos en poca agua, son las mejores pistas… Por tanto, tranquilos y además pensar que es tan bonito observarlos que clavarlos. Lleva tiempo el comprenderlos, son probablemente tan astutos como glotones.

Equipos, calidad y ante todo sin miramientos

Para los barbos podemos pensar que un simple equipo de trucha nos será suficiente, personalmente discrepo. Cuando empecé a pescarlos disfruté mucho pescando les con livianos equipos del 5, sin embargo, poco a poco, te vas dando cuenta que en determinadas circunstancias equipos tan básicos sólo alargaran las peleas demasiado. Por lo tanto, para mí, una caña del 6-7 en 10 pies y de hacíon de punta es perfecta, un carrete con estupendo freno de disco es fundamental, bajos cónicos de 9 a 10 pies , líneas descentradas y, sobre todo, os recomiendo disponer de abundante backing. Al menos 200 metros minito de dacron de 35 libras.

Todos los equipos deben ser de la mayor calidad posible y, con el tiempo, la inversión os merecerá la pena. Además, aunque parezca una tontería, los equipos de calidad en manos expertas son mortales así que si sois buenos lanzadores lo agradeceréis.

Sitios más querenciosos, muchos

Tanto en ríos como embalse, para gustos los colores, yo personalmente os recomiendo para los que empezáis optar por los embalses de amplias playas de arena o guijarro fino, sitios muy buenos para pescar cuando los tenéis orillados, cuando ya tengáis experiencia pescarlos en río, son bastante particulares, en ríos son más discretos a la hora de picar y en río todo pasa mas rápido, aparte que a mosca seca tendréis que insistir mucho pero merece la pena.

Volviendo a los embalses, hay tres zonas que pueden ser estupendas, entradas de agua, como riachuelos y tributarios, playas y cortados de piedra.

Cada sitio requiere un tipo de presentación, en la salida de riachuelos, pescarlos lanzando desde atrás, intentar repetir los lances hasta que las vean, en playones pasa algo parecido, aunque en playas nos dan más margen para presentarlos, en poca agua presentarles a un palmo y repetir los lances hasta que veamos que se interesan y embocan. En los cortados pescarlos desde lejos pero ante todo jamás de costado, la razón son los falsos lances hasta proyectar, evitar el exceso de falsos lances, los espantareis mucho menos.

Barbo a mosca seca_1

Bueno, estas son solamente unas nociones para iniciaros en esta técnica, experimentar con el equipo, las moscas y sitios que conozcáis, dedicarle varias jornadas y si sois tan nobles y tranquilos como ellos conseguiréis barbos de trofeo, yo hace muchos años que lo hago y los he llegado a apodar como el bonefish de agua dulce.

Buena pesca y hasta pronto.

Texto: Javier Sánchez Fernández

Fotos: Javier Sánchez Fernández y Mónica Carmona

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Por | 2017-10-25T14:05:42+00:00 mayo 6th, 2017|Técnica|Sin comentarios

Acerca del autor:

Tras un año estupendo en mis salidas de pesca aquí en la zona centro en Madrid este año me he decidido a haceros llegar algunos artículos a traves de ElAndarrios/ElVeril.

Aunque pesco todas las especies, tengo que reconocer que desde hace un par de años me he dedicado a perfeccionar mi técnica con las carpas he intentar seleccionar las mas grandes, y pescarlas con la que es para mi la técnica mas bonita que existe para pescar cualquier especie, la mosca seca.

Deje su comentario

O

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar