Dorados y surubíes en Reconquista

///Dorados y surubíes en Reconquista

Dorados y surubíes en Reconquista

Dorados y surubíes en Reconquista, Santa Fe en Argentino. Continuando con la serie de notas enfocadas a mostrar la pesca del dorado en diferentes lugares de Argentina. Reconquista, Provincia de Santa Fe, en la República Argentina se encuentra a unos 750 Km. de Buenos Aires. Su puerto está unos 10/15 Km. separado de la ciudad.

Desde Buenos Aires.

Se puede acceder en automóvil por autovías hacia Rosario, la circunvalación de esta ciudad, la correspondiente al tramo Rosario-Santa Fe; evitando la ultima por la circunvalación y luego tomando la ruta 11 hacia el norte unos 300 Km. en los que se dejan atrás diferentes y agradables poblaciones.

Esta forma de viajar fue la seleccionada en nuestro caso y nos permitió llegar al puerto de Reconquista en alrededor de 7 horas. Hay confortables ómnibus todos los días y también, según nos explicara el guía, vuelos aéreos directos varias veces por semana.

Dorados y surubíes en Reconquista

La gran crecida.

Para fines de octubre pasado ya habíamos acordado la fecha de relevamiento con Carlos Tortul, el guía con más de 30 años en el río. Por entonces el Paraná estaba en bajante luego de la creciente de septiembre pero el 3 de noviembre, la misma semana en que emprendí el viaje al sur para los relevamientos de San Martín de los Andes y Bariloche, comenzó a crecer en forma ininterrumpida. Así llegó desde los 3,44 m. en que estaba a los 5,06 m. registro del día 8 de diciembre, fecha en que culminó nuestro relevamiento del lugar.

Con responsabilidad, el guía envió el aviso en cuanto a que con semejante crecida no resultaría para nada sencillo encontrar los peces buscados, en este caso los dorados y mucho menos hallarlos en considerable cantidad. Grandísimos sectores de islas estarían anegados y en consecuencia los peces desparramados.

Problemas de agenda me impedían un cambio de fechas y por lo tanto decidimos ir de todas formas y reflejar en este artículo los resultados, ya fueran malos, regulares o buenos.

En el Puerto hay varias guarderías náuticas y corresponde la zona al control de la Prefectura Naval Argentina. Vía celular fuimos regulando el encuentro en la guardería Costa Norte; donde hay un agradable puesto con sombrillas y todo lo necesario, en una terraza sobre el río, que nos sirvió para disimular el fuerte sol de esa tarde del 6 de diciembre tomando unas cervezas bien frescas.

Dorados y surubíes en Reconquista

Cuando, tras pocos minutos, se terminó de acomodar la voluminosa carga compuesta por lo que llevábamos Bruno Drago y yo, mas los equipos de Carlos Tortul y su hijo Fernando, la importante provisión de combustible y los bidones grandes oxigenados con carnadas especiales, partimos. Navegamos por el Río San Gerónimo hacia el sur. Tras unos minutos de navegación, torcimos el rumbo ingresando al arroyo Las Víboras donde encontramos, entre los arboles de la orilla, cierta cantidad de monos carayás, una especie que se hace notar especialmente en los días de cierto calor por esa zona y también mas al norte.

Las Cabañas “La Amistad”

El Traccker de 6,40 m. de eslora con un Yamaha 4 tiempos de 115 HP bajo la conducción del guia, debía disminuir la marcha en sectores angostos y curvos, donde en ambas márgenes, encontrábamos tapizados de carrizales y camalotales. Tras unos minutos entramos al Reposini en cuyos últimos metros antes de finalizar en el Paraná, entre otras, están las cabañas La Amistad de Sergio Comizzo, que el guía había alquilado para nuestra estancia.

Dorados y surubíes en Reconquista

Desde la entrada al arroyo Las Víboras, hasta el propio lugar de las cabañas, habíamos podido apreciar el ingreso masivo de aguas en sectores isleños; lo que nos pintaba un panorama no muy alentador en cuanto a la dispersión del dorado. Peces que seguramente estarían dispersos en ese mar de agua dulce y turbia.

Un sector del terreno que ocupa Sergio para sus cabañas, al estar buena parte litoraleña del norte del país en estado de alerta por la creciente, mostraba ésta sobre porciones que normalmente están descubiertas. Senderos elevados hacia cada cabaña permitían el paso sin contacto con el agua y medio metro más arriba las plataformas de cemento elevadas dejaban apreciar las cabañas prácticamente rodeadas por el agua pero todavía lejos de la posibilidad e ingreso de agua a las mismas.

Un sector, el más bajo, pegado al arroyo y embarcadero, era el único que debió ser reforzado con tablones para evitar alguna mojadura en el ingreso y egreso de la embarcación.

En la galería contábamos con una mesa y las sillas del interior de la cabaña permitían contemplar el rio y su ambiente con los sonidos de la naturaleza en su esplendor.

Dorados y surubíes en Reconquista

Sergio informó a los Tortul y también a nosotros que se estaba dando bien el surubí pero que el dorado estaba desaparecido prácticamente. Sugirió al guía algunos lugares y formas para pescar estos gigantes del río y tomamos una decisión práctica: comenzar temprano la pesca a la deriva o al garete con carnada buscando al surubí en sectores cercanos un poco más al norte.

Las islas mesopotámicas tienen la particularidad de tener mosquitos molestos. En épocas de calor y con aguas altas hay mayor cantidad. Previendo ésto y asegurando un descanso nocturno sin estos insectos encendimos cuatro espirales adecuadas para evitarlos. Consiguiendo así “una fumigación acertada”, de cuya “humareda” posterior escapamos tras haber cerrado todo abriendo las ventanas y encendiendo ventiladores de techo que a través de los tejidos mosquiteros limpiaron los ambientes.

Refrescó algo al punto que no fue necesario el uso de aire acondicionado, pese a que los grupos electrógenos estuvieron disponibles. El ventilador de techo del dormitorio cumplió muy bien y permitió el reparador descanso.

Los surubíes

Al surubí normalmente se lo pesca con carnada viva, en oportunidades a trolling, a veces con señuelos que profundicen en spinning o baicast y rara vez con mosca. Por ello, aunque los teníamos, descartamos momentáneamente los equipos de mosca y comenzamos buscándolos con Mamachas, unas morenas grandes adecuadas para la bocaza que tienen estos peces.

Dorados y surubíes en Reconquista

Entre las 7.30 y las 9,30 tuvimos 4 piques de los que efectivamente subimos 3 para fotos y luego devolvimos a su medio. El comienzo había sido fructífero. Luego decayó y el sol comenzó a pegar con fuerza obligándonos a refugiarnos, antes de lo previsto, en uno de los pocos y chicos sectores que se podían encontrar sin agua en sectores isleños. Ahí, el guía demostró sus cualidades para la clásica fritanga que realizó con alguna especie de cuero perteneciente a la variada y que por esta época del año no está vedada.

Estuvimos un lapso prolongado bajo la agradable sombra y una brisa ayudaba dándonos la sensación de placer comparable (exageradamente) a la que se encuentra al descubrir un oasis en el desierto.

Después del almuerzo Carlos ofreció colocar hamacas paraguayas entre los árboles para el descanso, cosa que en mi caso decliné acostándome sobre el piso de la lancha que se encontraba a la sombra y ubiqué como almohada un par de chalecos salvavidas. Dormí un rato bajo el agradable canto de los pájaros y un sonido de fondo producido en la lejanía por los monos carayás.

Nos teníamos fe para la tarde y continuamos hasta el anochecer en ese y otros estilos de pesca con pocas respuestas, lo que no supimos, fuera de la creciente que altera y mucho, a que atribuir. Más tarde, un delicioso pollo a la parrilla acompañado de ensaladas y bebidas varias antecedieron al descanso profundo de esa noche.

Dorados y surubíes en Reconquista

Dorados y surubíes en Reconquista

Los dorados.

Como teníamos que volver a Buenos Aires el domingo 8 de diciembre, aunque llegáramos muy tarde, decidimos despertar al amanecer (tipo 5.30 hs) y salir con tiempo fresco para pescar más cómodos y poder regresar antes para almorzar, viajar a Reconquista en lancha y luego continuar en auto en el viaje de regreso.

Ya a la las 7.00 estábamos pescando. Suele pasar que en horas tempranas el gran río se muestra muy manso, el sol bajo da un color especial a la escena y como regalo pronto acusamos el primer pique de un pez que, por las circunstancias de crecida y expansión de aguas, habíamos evaluado prácticamente imposible de encontrar.

Dorados y surubíes en Reconquista

Dorados y surubíes en Reconquista

El hijo del guía con carnada a la salida de un banco de arena pudo obtener y devolver un deseado dorado que ofreció varios saltos.

Casi enseguida, su padre pudo mostrar en fotos un dorado con un lipless en la boca (en este caso verde fluo para mejor visualización en aguas turbias). Esos Lipless siempre terminan siendo atacados por dorados. Los utilizo seguido en variedad de colores según las circunstancias. Tiene la ventaja de peso concentrado, buena vibración y sonajero.

No hubo mucho mas en pesca, pero entusiasmados con la aparición de algunos dorados nos quedamos algo mas allá de lo previsto, sobre todo al tener, en mi caso, un pique fantástico que no pude concretar por una falla en el reel y que me dejó una gran ampolla en el dedo pulgar.

Un almuerzo rápido en las cabañas y, por mi parte, una ducha fría (aunque hay agua caliente) para refrescarme y afrontar el viaje de regreso. La navegación por los arroyos interiores se vio complicada al tapiarse éstos en parte por restos de arboles arrastrados por la creciente. Suele pasar en estos casos que se enganchan en camalotales y carrizales linderos a las costas y luego todo lo que empuja la corriente se deposita en ellos formando islas flotantes imposibles de atravesar con lanchas.

Dorados y surubíes en Reconquista

Dorados y surubíes en Reconquista

Implica navegaciones por ríos más grandes y consecuentemente más tiempo de viaje. Luego la naturaleza, cuando se producen las bajantes, descongestiona estos taponamientos.

Reconquista y su zona de pesca es reconocida como una de las más importantes del litoral. Está entre las dos mejores de la provincia de Santa Fe. SeSuele dar peces más grandes que los que obtuvimos por las razones apuntadas y en muchas oportunidades mayor cantidad de pique.

Servicios de guía

Carlos Tortul/ Reconquista Pesca Deportiva. reconquistapescadeportiva.blogspot.com

Tel: (03482)422484 Cel: (03482)15-540796

DATOS UTILES DE LAS CABAÑAS “LA AMISTAD”

Cabañas “La Amistad en la isla”, Lugar en que hicimos base. Se muestran en fotos, Contacto a través de Carlos Tortul.

Las alternativas según explica el guía para salidas de pesca pueden ser de la forma en que lo hicimos en esta oportunidad o regresando al puerto y haciendo noche en esa zona o en la ciudad. Hay para ello lodges y posadas. En todo caso el contacto y la consulta se debe efectuar a Carlos Tortul y, según las condiciones del momento, evaluar si es conveniente o no efectuar traslados de ida y vuelta.

ASESORAMIENTO:

Jorge López Basavilbaso – jclopezbasavilbaso@gmail.com / Cel.: 54-9-11-5036-6480

NOTA: Amigos lectores, he asumido llevarles responsablemente las características importantes de la pesca del dorado en Argentina y los servicios que encontrarán en cada lugar que sea motivo de próximos artículos.

Por | 2017-10-31T11:41:51+00:00 enero 31st, 2016|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|Sin comentarios

Acerca del autor:

Antiguo socio activo de la Asociación Argentina de Pesca con Mosca, socio fundador de la Asociación Argentina de Pesca con Señuelos y difusor de las actividades de ambas asociaciones. Instructor. Periodista que desarrolla su trabajo en 6 medios con continuidad y 3 mas en la medida de sus posibilidades de tiempos en la actualidad.

Cinco escritos distintos para Argentina, Chile y Uruguay; en un programa de radio que se emite 5 veces por semana y también en un programa de TV semanal. En España en ElVeril.com y la Revista El Andarríos.

Deje su comentario

O

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar