Cómo encontrar a las truchas: las pozas

///Cómo encontrar a las truchas: las pozas

Cómo encontrar a las truchas: las pozas

Santiago y yo pescábamos el coto de Ucero en el río del mismo nombre, en la provincia de Soria. Santi, además de ser un excelente pescador especialista en sacar truchas grandes donde nadie las encuentra, es un hombre afortunado. En la única poza un poco grande de todo el coto, completamente despejadas las orilla, casi sin defensa de arboles y solo con la que proporcionaban unas pocas ovas la propia profundidad de la poza, va y lanza una imitación de dánica justo a principios de mayo, y del fondo como un rayo, en mitad de la p… poza, le sale una trucha de 50 centímetros gorda como un gocho.

Una poza muy pescada, con dos pescadores fácilmente visibles…, al principio pensamos en la suerte, pero reflexionando sobre la jugada nos dimos cuenta que el lance se hizo en el mejor momento del día más propicio, en el sitio justo y con la imitación adecuada. La trucha más grande de la poza estaba allí y no pudo hacer otra cosa que atacar.

En el video que ilustra el post tenéis algunas escenas de la captura. Vamos a analizar algunos aspectos de la localización de truchas en las pozas.

La anatomía de una poza

En primer lugar, las pozas de los ríos proporcionan a la trucha esa mezcla de agua rápida y lenta. Que las gusta además de excelentes oportunidades de refugio. Las pozas pueden ser tan pequeñas como una bañera en los arroyos, y del tamaño de un pequeño embalse en los ríos grandes. Todas ellas son pozas en cualquier caso y comparten características similares.

Las tres zonas principales son.

1.- El área de deceleración, entrada o cabecera.

En esta área puede haber zonas de espuma o “blancos”, antes de entrar en la propia área de deceleración y zonas laterales de distinta velocidad de la corriente del agua, aunque con mucha frecuencia las pozas presentan una cabecera uniforme.

2.- El área lenta o poza propiamente dicha.

En esta parte también cabrá distinguir dos aéreas con características propias de velocidad. El cuerpo principal de la poza y los dos laterales. Lo usual es que el agua en la zona principal tenga un poco más de velocidad. E incluso en la zona principal cabría distinguir entre la parte de la columna de agua de la superficie y la del fondo.

En muchas ocasiones a pesar de estar en el mismo plano horizontal, la diferencia de profundidad implica importantísimas variaciones en la velocidad y orientación de la corriente. Variaciones que son muy influidas por la existencia de muchos tipos de deflectores hidrodinámicos como troncos o algas sumergidas, grandes rocas, acúmulos de rocas de distinto tamaño o socavamientos e irregularidades del fondo.

Las-pozas.-Poza-de-Los-Llanos-de-Tormes

Las-pozas.-Poza-de-Los-Llanos-de-Tormes

3.- El área de aceleración, cola o salida.

Las zonas de salida suelen ser más homogéneas que las de entrada. Al final de la poza la profundidad va descendiendo y suele reducirse el ancho de la corriente. El agua comienza a tomar aceleración antes de entrar en un rápido de mayor o menor longitud. Habrá casi siempre tres zonas diferenciadas de corriente, la central más rápida y los dos laterales con menor aceleración.

Donde se sitúa la trucha en las pozas

En todas partes. Si, aunque varían en función de:

  • La época del año
  • Del volumen de agua que discurre por el río
  • Del tipo y cantidad de agua presente en el agua
  • Y por supuesto del tamaño de los peces.
Las-pozas.-Trucha-del-Cabuerniga

Las-pozas.-Trucha-del-Cabuerniga

Las truchas pueden estar en cualquier parte de una poza.

Atención
Claro que una trucha de 20 centímetros nunca estará en el mismo centro de la poza…, ¡¡¡O SI!!!, siempre que no existan truchas mayores o no haya depredadores alados cerca . Claro está que si hay una trucha de dos kilos en la poza, o es una zona sobrevolada por cormoranes, nuestra pequeña, linda y estática truchita duraría poco expuesta en el mismo centro de una poza. Pero si no hay truchas grandes y no hay cormoranes por los alrededores, es posible e incluso frecuente verlas en esas zonas centrales de las pozas.

Donde es más probable.

El concepto básico de entender como dijimos en el post anterior es este: las truchas son muy vagas!!!!. Hablábamos del principio de economía. No me muevo ni un centímetro si no obtengo más energía de la que gasto para alcanzar ese bicho que se mueve por allí. Y ojo, que tengo que estar cerca de un sitio para refugiarme si intuyo peligro y además estar “agustito”.

Coto de Ventosa en el Río Gallo en Guadalajara

Atención
Y partimos de la base que las truchas pican básicamente cuando están comiendo activamente. Pueden picar en cualquier otro momento, por cualquier otra razón, defensa, territorialidad, “por-que-si”, porque “me-estas-molestando” o simplemente “quiero-saber-a-que-sabes”. Pero las consideraciones sobre su posicionamiento, las hacemos en los momentos en que las truchas están buscando su pitanza diaria.

Está en la naturaleza de la trucha, tratar de tener acceso a tanta comida como sea posible mientras que gasta la menor energía posible. Esto significa que las zonas de agua más tranquila inmediatamente adyacentes a las corrientes de entrada, salida y central son las zonas calientes para la alimentación de la trucha. En las propias cabeceras y salidas de las pozas, en donde el agua se decelera y donde se vuelve a acelerar en la salida. A cierta profundidad el agua está prácticamente quieta ya que el movimiento de deceleración y aceleración suele producirse en superficie y en la zona principal de entrada o de salida.

El flujo de agua aparente y el real

La mayoría de las veces pensamos en un río en sentido “agua-pa-riba”, “agua-pa-bajo”, es decir, en términos de dirección de la corriente principal de agua. En otras palabras, en términos de dirección. Pero esto no es así del todo.

Incluso, cuando el agua viaja aparentemente de forma directa aguas abajo, de forma, aparentemente también, uniforme, lo que está sucediendo bajo la superficie del agua no tiene porque ser lo mismo que en la superficie. Muy a menudo “las cosas” que hay bajo el agua pueden alterar la dirección de las corrientes, y por lo tanto la dirección en la que un pez se va a enfrentar a esa corriente.

Las-pozas.-Poza-del-Río-Pedroso

Las-pozas.-Poza-del-Río-Pedroso

Las grandes truchas

El sitio donde podemos encontrar a los peces trofeo son sin duda las pozas o sus inmediaciones. Así los peces estarán en esos laterales de entrada, de salida o a cierta profundidad donde pueden permanecer prácticamente quietos esperando que la comida pase por su lado.

Estas son las zonas excepcionales para animales grandes, ya que la profundidad de la poza les proporciona también refugio inmediato frente a posibles amenazas. Y no es lo mismo esconder un cuerpo de 22 centímetros, que un cuerpo de 55 con dos o tres kilos de peso. Las pozas tienen más zonas de refugio y a más profundidad y son más grandes que una tabla o una corriente. Es por eso que son las inmediaciones de las grandes pozas donde debemos encontrar a los peces de trofeo.

OJO; QUE DIGO INMEDIACIONES!!!

Y así mismo, esa posibilidad de cambiar de profundidad, les proporciona agua a distintas temperaturas de forma que busca en confort variando su posición vertical.

 

By | 2017-11-15T17:01:15+00:00 octubre 18th, 2015|Revista "El Andarríos", Técnica|0 Comments

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar