El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente en Soria

///El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente en Soria

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente en Soria

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente en Soria

Los cotos de Ucero y Muriel de la Fuente son dos caras de una misma moneda. Hace tiempo que vengo pescando estos dos cotos. El de Ucero no tanto como me gustaría. En la misma provincia, con unas características muy similares de río, pero en el de Ucero podemos pasar un día de los de recordar toda la vida mientras que en el de Muriel de la Fuente podemos echarnos a llorar.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

El coto de Ucero.

El coto de Ucero es el primer coto desde el nacimiento del río del mismo nombre. Comienza en el límite del vedado que protege el río Lobos y el Manadero de la Galiana y termina en el límite del coto de Sotos, 4,4 kms más abajo.

En concreto, desde el Puente de la carretera de El Burgo a San Leonardo de Yagüe hasta la presa de riego 1 km aguas arriba del puente Valdemaluque. Los accesos al mismo son cómodos, ya que tiene fácil entrada por los puentes de Valdemaluque (Esto es el coto de Sotos pero hay una buena pista que sale cruzando el puente que lleva hasta el límite inferior del coto), Valdelinares y los cercanos a la propia localidad de Ucero. Asimismo, hay una pista en la orilla derecha que recorre gran parte del coto. Las orillas no son del todo cómodas y a veces las zarzas y el bosque hacen entretenido acceder al río pero en general se anda bien.

El río es más bien pequeño, y su anchura raramente rebasa los cinco metros, con poca profundidad en general. Raseras que se pueblan de vegetación subacuática y alternan con pozos no muy grandes donde se refugian los peces más grandes.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

El agua es un problema. Aunque siempre tiene agua procedente del acuífero del Cañón del río Lobos, que emerge en el manadero de la Galiana y en otros subacuáticos que existen entre la Galiana y el pueblo de Ucero, el río tiene tendencia a ser absorbido por la naturaleza del terreno. El acuífero siempre tiene agua, pero a partir de mayo el agua va desapareciendo de la superficie, que además se cubre de plantas haciendo prácticamente imposible la pesca a partir de junio. No hay zonas de grandes corrientes y dominan las raseras de corriente moderada que discurre entre las largas filas de ranúnculos.

La pesca en el Ucero es por antonomasia a mosca seca. La pesca con cucharilla entre las filas de vegetación puede ser poco divertido y el manejo de la ninfa siempre será más complicado aunque también sea tremendamente eficaz. Las imitaciones, infinitas, ya que el río es un catálogo de entomología. Las veces que he ido siempre he pescado con pequeñas emergentes de distinto tono de oliva y me lo he pasado muy bien.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

El coto de Muriel de la Fuente.

El coto de Muriel de la Fuente es también el primer coto del curso del río Abión. También comienza al igual que el del Ucero en el límite del vedado que protege el Manadero de La Fuentona. Permitidme que haga un comentario sobre la Fuentona. Es un enorme manadero que merece la pena visitar a un pescador. Lo vais a ver lleno de grandes truchas. Las truchas patrullan por la superficie y se las ve confiadas. Hay de todos los tamaños pues viven en la propia cueva del manadero de la Fuentona, siempre vigiladas por personal de la Junta de Castilla y León que regula las visitas de est increible espacio natural. Pero os llamarán la atención las grandes que se acercan a comer tranquilamente lo que pueda haber de alimento en la superficie.

El coto tiene una longitud de 5,5 kms desde la Pasarela Fuentona hasta la alambrada de la finca del paraje La Viña (1,5 km aguas arriba del puente de Blacos sobre el rio Abión).

Los accesos son incómodos, salvo en algunos tramos. Curiosamente el tramo que se pesca menos a decir de la guardería es el que mejor acceso tiene, que va desde el puente de Muriel hasta el principio del coto. Por debajo hay alguna pista que discurre cerca del río, pero llegar hasta él es cuando menos fatigado y en ocasiones difícil. En general el río es difícil de andar.

Hay otro acceso desde el Pueblo Escuela de Avioncillo y a través de pistas desde Blacos. Pero aun así no tiene accesos cómodos.

El río es muy pequeño, y su anchura media es de tres metros y raramente rebasa los cinco metros, con poca muy profundidad. Pozos pequeños y no muy abundantes. Aunque tiene mucha menos vegetación subacuática que el de Ucero, hay tramos con abundante ranúnculo.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

Lo que caracteriza a Muriel es la inusitada transparencia de sus aguas que son como el cristal, lo que unido a su poca corriente hace que sea un desafío engañar a sus truchas. Se ve todo. Hay que esconderse y pescar fino para engañar a alguna.

Se parece también al del Ucero en que el agua desaparece a partir de cierta época del año haciendo muy difícil su pesca.

¿Qué diferencia a los cotos de Ucero y Muriel de la Fuente?.

Pues bien, habiendo grandes similitudes, la gran diferencia está en la cantidad de peces y régimen entre uno y otro. El coto de Ucero tiene una muy buena pobleción de truchas de todos los tamaños; y siendo un río muy pequeño tiene ejemplares de gran tamaño, que cuesta pensar como se pueden poner de través en el río . El coto de Muriel de la Fuente, tiene truchas…, cuatro o cinco, no muchas más.

Los dos nacen de manaderos y no tienen mala calidad de agua. Ambos tienen buenos frezaderos y buenas condiciones para la reproducción de las truchas. Ambos tienen buenas poblaciones de peces pasto y de insectos, con mucha vegetación de ribera y acuática para defensa de los insectos y de los propios peces. Pozas suficientes con suministro de agua en verano, ya que los acuíferos son más estables que en otros ríos de la Península.

Pues bien, la población de truchas en uno y otro no tienen nada que ver. La mejor prueba es que sacar un permiso del coto de Ucero es difícil y siempre hay permisos para el de Muriel. ¿Por qué hay tanta diferencia?. A mi entender es bastante simple: su régimen de pesca. El del Ucero es un coto sin muerte y en el de Muriel hay un cupo de cuatro truchas.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

Aunque defiendo siempre el derecho del pescador que quiere llevarse alguna trucha a su casa, y lo defenderé siempre, está claro que el régimen de pesca sin muerte del Ucero lo hace un coto de primera línea. Mientras que el régimen de pesca extractiva de Muriel ha hecho que el que antaño fuera un buen coto, haya entrado en franca decadencia.

Yo soy pescador sin muerte por convencimiento desde hace más de 30 años, no quiero que este post sea un alegato de la pesca sin muerte, sino de la gestión sostenible de la pesca y de los ecosistemas del río.

La gestión de los dos cotos.

Hay ríos que pueden tener muchas y buenas truchas, pero que si se permite la pesca extractiva durarían escasamente una temporada. Ríos pequeños con buenas condiciones pueden ser literalmente exterminados por los pescadores. Si se pescaren sin muerte serían verdaderos viveros de truchas.

No echemos la culpa a los cormoranes ni a las garzas. En el coto de Muriel hay abundantísimas poblaciones de peces pasto. ¿Los cormoranes solo comen truchas?. Vivo a la orilla de un río de una gran ciudad y veo que los cormoranes no desprecian ni a los alevines de peces gato. Mientras hay un solo pez permanecen en las inmediaciones dando caza a todo lo que se mueve. En el río Abión … ¿son tan señoritos que sólo comen truchas?. ¿No se habrían hartado de comer las abundantes truchas de la Fuentona?. O quizás la vigilancia permanente de la Fuentona es lo que salva a las truchas de los pescadores furtivos, vigilancia que a los cormoranes les da igual porque pescan en cualquier condición.

Hay ríos que pueden permitir la pesca extractiva pero cada día es más evidente que la caña mata y arrasa ciertos ríos. Estos ríos aunque cuentas con buena defensa no soportan el paso de una docena de buenos pescadores que maten truchas (Para lo cual tienen perfecto y legitimo derecho en el coto de Muriel puesto que así lo permite la ley). Sin embargo los gestores deben ser responsables y determinar en qué ríos se pueden dar jornadas con muerte y sin muerte en la actualidad; ya que sensatamente se han limitado o eliminado las repoblaciones.

Estos cotos de cabecera deberían ser en todos los casos santuarios de la pesca sin muerte y destinar los tramos más bajos a la pesca extractiva, que podría ser apoyada incluso con repoblaciones para satisfacer al aun enorme colectivo de pescadores que gusta de llevarse algún pez a casa.

El coto de Ucero y el de Muriel de la Fuente

Los pescadores y los furtivos.

Defiendo la pesca, con muerte o sin muerte. Yo pesco sin muerte por un claro e intimo convencimiento personal que es la vía adecuada para el futuro. Pero respeto mucho a los que se llevan truchas legalmente a casa. Tan pescador es uno como otro.

Pido a los gestores que hagan una gestión responsable para unos y para otros, de forma que todos los pescadores podamos seguir pescando sin competir entre nosotros y disfrutando de nuestra maravillosa afición.

También os pido a los que pescáis con muerte, que respetéis la ley y que tratéis de vernos, no como los señoritos de la pesca a mosca, sino como compañeros. Con el paso del tiempo es probable que toméis el mismo camino que los que pescamos sin muerte.

Los tramos que se cuidan y que se pescan sin muerte está claro que con el paso del tiempo tienen buenas poblaciones de truchas incluso a pesar de los varapalos de los furtivos, que aunque no lo parezca siguen siendo habituales.

No olvidemos que pescador es el que respeta la ley y furtivo es el que no la respeta, ni es pescador ni es deportista, furtivo es el que no respeta la ley y por lo tanto es un delincuente.

A todos los demás…, ¡¡¡BUENA PESCA!!!

By | 2017-11-22T17:30:25+00:00 junio 8th, 2015|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar