Un coto que se protege el solo, Pesquera de Ebro.

///Un coto que se protege el solo, Pesquera de Ebro.

Un coto que se protege el solo, Pesquera de Ebro.

El coto de Pesquera de Ebro es conocido por el tamaño de sus truchas desde hace muchos años. Pero… ¿es tan fácil pescarlas?, ¿hay tantas?, ¿es un festival o se puede considerar un río “de bolos”?.

El Coto de Pesquera de Ebro

El coto de Pesquera de Ebro (ENLACE AL PLANO DEL COTO), está en la provincia de Burgos, al norte, en el ayuntamiento de Valle de Sadano. Más o menos a 1.30 metros de altura.

El emplazamiento del coto en el cañón del Ebro le da una belleza espectacular. Aparte de que es un buen coto, el pasear por sus orillas ya merece la pena. Se pesca desde el primer domingo de abril hasta el 15 de octubre, y exclusivamente sin muerte desde el 31 de julio.

Límites y accesos

Pesquera de Ebro

Tiene una longitud de 9 kilómetros, estando el límite superior en la confluencia del río Rudrón, a aproximadamente 2.200 metros de la central eléctrica “El Porvenir” (Podéis localizar la pista que accede a ella desde el kilometro 63 de la N-623); y el límite inferior en el estrechamiento de las Calzadas, pegado a la carretera BU-V-5143.

El punto de referencia es el pueblo de Pesquera de Ebro. Desde este pueblo hay seis kilómetros de coto aguas arriba y otros tres aproximadamente aguas abajo. Parten sendas en las cercanías de Pesquera, a lo largo del río que forman parte de los recorridos turísticos de senderismo del Cañón del Ebro, que no son difíciles de encontrar ni de seguir.

La parte Inferior del coto discurre cerca de la carretera provincial BU-V-5143 que pasa por Quintanilla Colina y por Colina hasta llegar al pueblo de Pesquera de Ebro. Tiene accesos adecuados a lo largo de la misma, desde el estrechamiento de las Calzadas, aunque en algunos haya que andar un poco.

En la parte superior, el panorama es diferente ya que aquí domina el Cañón del Ebro, y se hace complicado rapelar desde arriba del mismo. Y aquí tenemos la primera defensa de las truchas de este coto. Hay un enorme tramo de muy difícil acceso aguas arriba de Pesquera de Ebro. Se puede caminar por la margen del río por supuesto, pero tenemos seis kilómetros delante de nosotros.

Seis kilómetros de belleza impresionante que harán que no podamos aguantar las ganas de pescar y nos pondremos a ello antes de recorrer los primeros mil metros.

Pesquera de Ebro

La población truchera de Pesquera de Ebro

El coto tiene una población de truchas buena si la comparamos con otros sitios. Sobre todo tiene trucha de tamaño medio. No hay truchones como los de otros tramos famosos, pero hay una media más que aceptable.

A pesar de que el coto tiene un cupo de cinco truchas en el año 2.015, sigue manteniendo una razonable población de truchas. No tantas como dicen pero de todos es conocido que la trucha es el único animal que crece y se reproduce una vez muerto.

En una época que la tendencia es a la reducción de cupos, nos parece exagerado que de este coto se permita extraer legalmente cinco animales.

La población de truchas es buena si la comparamos con otros tramos pero no es ni de lejos la que debería ser. Un río con este caudal, con comida, espacio y buenos frezaderos debería estar abarrotado de peces…, y no lo está. Pero cuando de vez en cuando hay un buen día, las noticias corren y parece que es mucho más de lo que es. Y al final se permite el sacrificio de más ejemplares de lo debido. Se retiran excelentes ejemplares reproductores en beneficio de un sector de pescadores que quiere llevar cestas a casa, cuando el coto podría ser un excelente vivero natural para el AREC que está inmediatamente debajo de él.

No creo mucho en los cotos de TROFEO, pero podría ser una excelente alternativa el que los días con muerte se pudiesen sacrificar sólo uno o dos ejemplares por pescador, de más de 50cms. El río es tan bueno que puede criar de sobra abundantes peces de ese tamaño, pero se daría a estos al menos la oportunidad de frezar cuatro o cinco veces, en beneficio además de los AREC cercanos, porque evidentemente las truchas se mueven con las riadas.

Pesquera de Ebro

¿Qué hace que Pesquera de Ebro se defienda solo?

Hay varias cosas que influyen en la persistencia de las buenas truchas de Pesquera de Ebro. En el caso de Pesquera de Ebro se juntan bastantes razones para considerarlo un coto que se guarda él solo.

Los accesos

Generalmente los cotos suelen ser tramos de río de relativo fácil acceso, la mayor parte de ellos tiene carreteras o caminos a sus márgenes y también generalmente necesitan el cuidado de la guardería para que la gente no se pase demasiado.

En el Caso de Pesquera de Ebro, en general, el río discurre a través del Cañón del Ebro, se puede bajar rapelando o haciendo parapente, pero la bajada por las paredes verticales del cañón con un equipo de pesca y botas seguro que están contraindicadas para la salud.

Hay pocos accesos aunque estos sean buenos con lo que las posibilidades de entrar en cualquier punto del coto están muy reducidas. Además la vigilancia es fácil ya que para salir del río hay que salir por determinados puntos y además las crestas son excelentes posiciones para observar lo que ocurre abajo.

Realmente poca gente puede vigilar desde arriba que nadie haga nada, aunque el coto sea bastante grande. Pocos accesos y fácil vigilancia, es un primer factor.

Pesquera de Ebro

Los desembalses para riego

Los desembalses del embalse del Ebro pueden ser realmente formidables. Desde más o menos mediados de mayo hasta septiembre el embalse del Ebro comienza a dar agua para los riegos. El volumen es absolutamente prodigioso. Podéis echarle un vistazo en la página de la Confederación Hidrográfica del Ebro.

En el momento en que empieza a soltar agua el embalse las orillas quedan anegadas por encima del la línea de vegeatión. Para mosca los espacios quedan desaparecidos o muy reducidos. Para pesca a lance no es tan grave pero no se puede acceder a un 80% de las aguas del coto. Alguna vez algún compañero me ha dicho “no será tanto”, como yo no discuto digo, “no será, vete y haz la prueba”. Evidentemente no vuelven a ir.

La fuerza de la corriente hace incluso peligroso el andar pescándolo. Es muy recomendable no arriesgar so pena que quieras hacer un viaje a Zaragoza gratis, pero muy mojado. Segundo factor, el volumen de agua que imposibilita la acción de pesca.

La limitación de días.

¿Limitación de días a un coto que abre hasta octubre?. Pues sí, teniendo en cuenta los desembalses, el mal tiempo de principio de temporada, y el irregular tiempo del fin de la misma, los días en que se puede pescar en buenas condiciones el coto quedan reducidos a los dedos de dos manos. El contar con un día bueno en el Cañón del Ebro para pescar es tener verdadera suerte.

Abril prácticamente descartado. Quince días en mayo, de ahí en adelante ni acercarse hasta mediados de septiembre. Precisamente es a partir de estas fechas cuando pueden darse más días buenos, pero afortunadamente para las truchas a partir de julio no se pueden sacrificar, debiéndose pescar el coto exclusivamente SIN MUERTE.

Pesquera de Ebro

El carácter de las truchas

Sí, hay también hay problemas. Son truchas habituadas a comer abajo, con buenas fuentes de alimentación y en aguas muy frías que las animan a moverse poco. El ver una ceba en Pesquera de Ebro no es frecuente. La población de invertebrados es buena pero necesitan unas condiciones muy concretas para verlos salir en masa.

Y en el lance ligero, a partir del segundo día hay que ser un maestro para convencerlas. Tienen mucho espacio para ver los señuelos y valorar si atacar o no.

El río Ebro es en su totalidad bastante capotero, es decir que son pocos los días que da la cara y muchos los que te vuelves sin ni siquiera haberlas visto. Si haces balance, va a ser claramente a tu contra. Y lo malo es que no tiene misericosrdia. Si está cerrado, ESTÁ CERRADO. No se ven ni las colas y el río parece literalmente muerto.

Entonces ¿merece la pena ir a Pesquera de Ebro?

Pues…, para mí sí.

El hecho es que tiene buenas truchas, que hay pocos días, y que de cuatro veces que vayas, vienes tres bolo. Pero si tienes la suerte de cara, puede ser el día de tu vida porque sin duda Pesquera, aun con su dificultad es de los mejores cotos de España.

Eso si, si tienes poca tolerancia a la frustración, te mosqueas si no las ves mosquear o eres de los que a toda costa te quieres llevar algo a casa si o si…, no te lo recomiendo. Es un coto excelente pero poco agradecido. Solo da cariño a aquellos que le dan mucho cariño. Si quieres amor a primera vista, elige otro sitio porque aquí te lo tienes que currar…, y esperar.

By | 2015-04-28T11:15:13+00:00 abril 28th, 2015|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Empresario, pescador y cocinero desde hace 40 años, en su experiencia profesional ha "metido" por medio a la pesca siempre que ha podido. Enamorado del campo y de los ríos, no pierde una oportunidad de pasear por la rivera de cualquier río castellano o de cualquier fogón manchego o asturiano.

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar