El Rio Bárcena.

El Rio Bárcena.

Todos tenemos unos ríos favoritos con rincones súper secretos, tanto que solo llevamos a esos amigos íntimos, eso sí, bajo juramento de sangre que ha de guardar hasta la muerte tan preciada confidencia. Lo que pasa, es que al final, el secreto, igual no lo era tanto.

Yo quiero enseñaros algunos de mis tesoros, espero que si los visitáis lo paséis igual de bien que me lo suelo pasar yo. No se lo digáis a nadie, y al salir, por favor, cerrad la puerta.

El Rio Bárcena.

Nace a casi mil metros de altitud, en la ladera norte de la sierra de Fanfaraón y tras casi 30 km de recorrido y de haber engrosado su caudal con numerosos riachuelos se une al rio Navelgas para formar el rio Esva.

Las truchas muy bravas y difíciles, hoy no son abundantes, aunque es difícil no tocar escama .Incluso si tienes suerte en la parte baja/media del rio podrás encontrarte con algún reo también cada vez más escasos, pero que crean ese aliciente añadido para los que nos gusta pescar.

Río Barcena

Las zonas de pesca del Río Bárcena

Respecto a las zonas de pesca hay que destacar tres muy diferenciadas.

  • La primera, establecida desde hace un par de años como zona salmonera, aunque no está permitida la pesca del salmón tiene unos cinco kilómetros de longitud. En este tramo recibe el importante aporte de los ríos Paganas y la Castañar, sus principales afluentes, haciendo que desde este último tenga un caudal mínimo estable toda la temporada. En este recorrido solo hay dos puntos claros de acceso. Desde el pueblo de Ese de Calleras o bien por la carretera entre San Fructuoso y Bustellón, la zona se la conoce como el Rebocho y solo algún camino, hoy casi en deshuso, te permite entrar o salir del rio antes de los dos puntos señalados, eso sí con una pateada importante hasta la carretera más cercana (45 minutos por el más corto), tampoco es sencillo encontrar dichas salidas ya que los caminos no llegan a la orilla.El trayecto por el rio, tiene algún paso complicado y si esta alto, al ir bastante encallejonado, te costara o bien tener que dar la vuelta o hacer un rato de alpinismo. Yo aconsejaría pescar el rato que nos parezca y luego dar la vuelta rio abajo o hacerlo al revés si entramos desde la carretera. Me gusta especialmente este tramo para pescar a mosca o ninfa, se alternan corrientes, pozos profundos y alguna tabla lenta por lo que puedes perder la noción del tiempo. Debido a que la caja del rio es bastante profunda te permite manejar la caña sin demasiada complicación.
  • En la zona media, la más larga, unos 12 kilómetros, es de fácil acceso, bien por las pistas de aparcelamiento aptas para casi todos los vehículos que te acercan al cauce o desde la misma carretera que en algún caso está a pocos metros de este. Aquí, el rio es más pequeño y a partir del pueblo de Bárcena del Monasterio la falta de agua en el verano es como poco preocupante.
  • La última zona, es casi impracticable, a partir del pueblo de la Fanosa, el rio, se convierte aún más en riachuelo y se interna en el monte, por lo que solo cabe entrar y salir por el mismo sitio, aunque la verdad es que no merece la pena, será casi imposible sacar un pez de la medida y el vadeador se habrá transformado con seguridad en un colador.

Río Bárcena

La población truchera del Río Bárcena.

Como pasa en casi todos los ríos Asturianos que conozco, la población de truchas ha descendido, pero aquí lo ha hecho hasta cotas realmente preocupantes. No sé si habrá otro cauce con peor suerte. Hasta mediados de los 90, más o menos, era un auténtico paraíso de truchas y reos, en cualquier presa de un molino de 300 metros de longitud había tantas truchas como puede haber hoy en cinco kilómetros. ¿Qué paso?.

La riada

En 1996, el día de Santiago, cayó una tormenta impresionante, fue tal la cantidad de agua que que provoco multitud de argayos, tanto en el propio rio Bárcena como en sus afluentes, sobre todo en los más importantes, el rio Paganas y el Rio de la castañar. Fue tal la cantidad que barro y piedras que arrastro que arraso el cauce totalmente, llegando el desastre hasta Trevias casi en la desembocadura del Esva. Dejo totalmente limpio el cauce, en algunos sitios hasta más de 4 metros de altura, por lo que la mayor parte de la población truchera desapareció y hasta hoy no ha conseguido recuperarse.

Río Barcena

La contaminación de las explotaciones ganaderas

A esto tenemos que sumar que desde hacía unos pocos años, la zona rural estaba multiplicando la cantidad de vacas para intentar ser competitivas, así que las cuadras se modernizaron y empezaron a aparecer los purines.

Me explico, antes, las vacas estaban en cuadras con el suelo de cemento o tierra y con camas de material vegetal (helecho etc.)Por lo que el residuo era sólido, al meter muchos más animales se pusieron los suelos de parrilla con lo que los excrementos van a un pozo junto con el agua de los desagües de toda la cuadra (también los que provienen de las salas de ordeño con detergentes, desinfectantes, restos de medicamentos etc.)

En principio muchos eran vertidos al rio de forma sistemática, y en algún caso ya salían directamente al rio desde la misma cuadra, aunque después de algunas multas esto se controló un poco, desde luego todavía sigue habiendo desaprensivos, es muy fácil que en cualquier zona llegues a un prado a la misma orilla del rio con treinta centímetros de purines ya secos encima de la tierra. O que en cualquier momento el agua empiece a tornarse “sucia”.

Otra consecuencia de este aumento de animales en las cuadras, creo yo que es el descenso de caudal, hablando hace poco con un amigo de la zona nos acordábamos que hace unos veinte años, hasta casi finales de junio no cruzabas de botas altas el rio por donde querías y sin embargo hoy casi puedes pescar en zapatillas.

Río Bárcena

Presión pesquera

Como ocurre en todos partes también se nota un gran incremento de la presión pesquera, sobre todo donde se hicieron aparcelamientos, ya que dieron acceso a zonas a las que había que dar zapatilla de lo lindo para entrar y para salir del rio, beneficiando también a quien aún hoy sigue furtiveando que haberlos, haylos…

Por supuesto, nadie tomó, ni toma medida alguna, se hicieron unos vedados de unos seiscientos metros cada uno de longitud, en la desembocadura (Ese de Calleras) y en el último punto al que pueden llegar los peces sin ayuda (Bárcena del Monasterio).

Asociación de Pescadores El Banzao

Solo la Asociación de Pescadores El Banzao, de Tineo realiza actuaciones en este rio (y en bastantes más), limpiezas anuales, reparación de antiguas presas para que las truchas desoven naturalmente etc. Pero sin ninguna ayuda por parte de la administración, que en algunos casos lo único que hace es poner trabas a las buenas iniciativas y la voluntad de trabajar de unos pocos.

Estoy seguro que si os animáis a visitarlo tampoco lo pasareis tan mal, seguro que alguna trucha os alegrara el día, eso sí, si pensáis en comérosla acordaros de este articulo…

Otero, 05/04/2015

By | 2017-11-02T13:45:27+00:00 abril 6th, 2015|Lugares de pesca, Revista "El Andarríos"|0 Comments

About the Author:

Casi todos mis amigos conocen por el apellido, “Otero”. Nací y vivo en Asturias. Llevo pisando ríos desde muy güaje, hoy tengo cincuenta años y creo que mi primera trucha la saque con sólo cinco o seis. Pasé por todas las modalidades tradicionales, cebo, cucharilla etc. Desde hace unos años sólo practico la pesca con cola de rata, modalidad esta que me apasiona cada día más. Espero que os gusten estas pequeñas divagaciones que iré publicando. Sé que habrá cosas con las que no estaréis de acuerdo, desde luego, no tengo la más mínima intención de molestar a nadie, estas son sólo mis opiniones y vivencias en este mundo de la pesca. Que os sirvan para pasar un rato, sin más complicaciones…

Leave A Comment

Esta es una tienda de demostración para realizar pruebas — no se completará ningún pedido. Descartar